viernes, 11 de septiembre de 2015

El regreso de los muertos por el cambio climático

Los glaciares pierden hielo y devuelven sus restos
Los viernes, un poco de relax

Los glaciares pierden hielo y devuelven sus restos


El calentamiento global, ya casi innegable hasta para el primo de Rajoy, el cuñado de Aznar y las petroleras, tiene efectos múltiples y  totalmente inesperados. 

Montañeros que se dieron por perdidos hace años, como Jonathan Conville perdido en Mattlehorn de los Alpes acaba de aparecer mientras el hielo se transforma en agua. Igual ha sucedido con los japoneses Masayuki Kobaysahi y Michio Oikawa, ambos desaparecidos tras una tormenta de nieve en 1970.

Ya mucho antes había aparecido la momia de Oetzi, como fue bautizado un cazador de hace 3000 años que fue hallado en 1991 en la frontera entre Italia y Austria.

Pero también florece una nueva ciencia, la arqueología glacial, que está sacando a la luz utensilios de las tropas romanas que hollaban estos parajes, restos de aviones desaparecidos y joyas de un avión de Air India que se estrelló contra el Mont Blanc en 1966.

La película Cinco días, un verano, protagonizada por Sean Connery en 1982, ya anticipaba un suceso similar. Una anciana encontraba en el glaciar alpino el cadáver de su prometido, que había desaparecido el mismo día de la boda, perfectamente conservado con su juvenil aspecto. Y no había huido de la boda...