lunes, 7 de septiembre de 2015

Datos turísticos, la ceremonia de la confusión

El INE, trazo grueso sobre el Turismo


Son tiempos en que proliferan las cifras sobre turismo. Y muchas directamente falsas, desde luego la gran mayoría chapuceras, hechas con el fin de intoxicar, tener relevancia o para influir. Uno de los medios reconocidos de Internet sobre la industria turística se limita a realizar una ¿encuesta? con las opiniones de las personas que entran en su página y pinchan en una de las dos opciones que se le ofrecen. Luego se publican los supuestos resultados sin indicar origen, número de votos, porcentajes...

Pero cualquiera con una página web elabora estudios y los publica sin rubor aun sin ser una fuente de data mining como Tripadvisor, Trivago, Kayak, Skyscanner etc... las grandes de sector que tampoco tienen mucho respeto por la ciencia estadística. Cualquier con datos y algún becario con poco trabajo publica sabiendo que la necesidad de tantas webs de publicar diariamente hará que se amplifique sus pseudo estudios sin pararse a darle una vuelta. Es la servidumbre de la dictadura de las visitas en Internet o la facilidad con la que se publica desde una página web. En Dreamberry lo hemos señalado en infinidad de ocasiones:




Todo esto sirve de pórtico a la gradual desaparición del Instituto de Estudios Turísticos y sus fiables estudios que vienen siendo sustituidos por el INE, tal y como publica en El País Manuel Figuerola Paloma, experto en el tema.

Hoy más que nunca, con las cifras de turistas disparadas en España, conviene citarle: "Hablar solo de millones de turistas, sin otro contraste estadístico, motiva permanentemente que se propague la idea del éxito rotundo, un mensaje que siempre se acercará a un peligroso triunfalismo."

El objeto de su denuncia es que el Instituto Nacional de Estadística no seguirá estimando las cuentas satélites del turismo español que hasta ahora realizaba el citado Instituto de Estudios Turísticos y que fijaba exactamente la contribución del Turismo al PIB, que en la actualidad es del 11,7%.

¿Es un movimiento deliberado de desinformación o maquillaje en estos tiempos de récords inflados y debates espurios? ¿Recortes en la actividad que nos salva la cara? ¿O se trata simplemente de negligencia?