viernes, 31 de julio de 2015

Resacón en Corea (del Norte)

Los viernes, un poco de relax

No hay marcha en Pyongyang


Por si a estas alturas del verano alguien se pudiera haber quedado sin plan para sus vacaciones, ofrecemos una alternativa simpática a la vez que instructiva, en una tierra donde Maduro podría parecer un hipster malasañero. Efectivamente, Corea del Norte, el país del Amado Líder, (Chavez no, el otro).

La agencia catalana, Viatges Pujol (no confundir con el exHonorable) ofrece prácticamente en exclusiva viajes a Corea del Norte donde degustar su aguerrida gastronomía, la paz de sus ciudades y los monumentos sin fin dedicados a la única monarquía  del mundo que todavía no ha salido fotografiada en Hola

Eso sí, hay que atenerse a algunas normas básicas:

Los teléfonos móviles han de registrarse en el aeropuerto de llegada y comprarse una SIM local. Tampoco hay acceso a Internet, por lo tanto no hay whatsapp. Esas dos circunstancias añaden atractivos al viaje para desconectar y relajarnos.

En todos los desplazamientos -que no son libres- el viajero se verá acompañado por un guía, un chófer y un guardia de seguridad.

No hay marcha ni vida nocturna. El botellón sólo puede realizarse en los lobbys de algunos hoteles.

Es necesario llevar linterna por los frecuentes cortes de luz. No conviene enamorarse durante uno de ellos, sobre todo si nos hemos quedado sin pilas.

La gastronomía es uno de los alicientes del viaje. Algunos platos típicos que nunca aparecerán en MasterChef:

Almejas cocinadas con gasolina (95 octanos)
Unas almejas de buen tamaño se apoyan en un lecho de piedras y se cubren con hojas de pino. Se les echa encima un chorro de gasolina y se enciende el combustible. Sorprendentemente, las almejas cocinadas de esta forma no tienen rastro de gasolina y resultan extremadamente sabrosas. Eso sí, la digestión es algo pesada.

Destilado de serpiente amarilla (El Viagra local)
La serpiente amarilla, no venenosa, es sabrosa y efectiva. Hay que dejarla macerar en alcohol al 60% y luego enterrarla hasta activar los elementos medicinales. El licor hace que los órganos del cuerpo se reblandezcan (no sabemos si los de la serpiente o del comensal), y se dice que el licor tiene grandes poderes para alargar la vida sexual de los varones. De la líbido femenina no han informado.

Vino de moras de Paektusan (Envase de un litro especial botellón)
Un vino preparado a partir de moras, una especialidad de las montañas Paektu. Con el 63% de azúcar y un grado de acidez del 1.8%, el vino es exquisito y de un color inimitable. Sobre sus posteriores efectos versa la proyectada película Resacón en Corea (del Norte).

Finalmente Ramón Cao, único representante de Corea del Norte en España, (en la foto, el que no lleva la retrechera gorra de plato) estará a disposición del viajero que solicite información adicional.