jueves, 30 de julio de 2015

Poco y cerca, el emisor eternamente gripado

CAmbia la metodología, siguen los hábitos

Cambia la metodología, siguen los hábitos


El Instituto Nacional de Estadística publica por primera vez resultados de la Encuesta de Turismo de Residentes (ETR/FAMILITUR) relativa al primer trimestre de 2015, que viene a sustituir la encuesta de Movimientos Turísticos de los Españoles.

Es tradicional la falta de datos sobre una actividad de poca relevancia como es el turismo emisor. Precisamente por su bajo impacto sobre el turismo, ya sea porque este es fundamentalmente receptivo, ya sea porque los españoles viajan poco al extranjero, apenas un 8,4% de los viajes totales, que son 32.663.764. De hecho, se viaja menos al extranjero que a Castilla León y algo más que a Castilla La Mancha.

Y del total de viajes al extranjero, 2.600.000 viajes, casi 850.000 se consideran meras excursiones, esto es, salidas de un día sin pernoctación, es decir a Portugal y Francia fundamentalmente .

Lógicamente la motivación mayoritaria de los viajes al extranjero fue el ocio, el 45,8% seguido de negocios con el 22,9%. La opción prioritaria fue el hotel, 49,2% y el medio de transporte favorito el aéreo, 68,6%.

También como ya es habitual, el número de viajeros que optaron por un paquete es mayor entre los que salen al extranjero que los que se quedan en casa, aun siendo ambas magnitudes muy bajas.

Y las comunidades más emisoras son Madrid y Cataluña.

Es decir, los sospechosos habituales de lo poco que se viaja al extranjero, uno de los países de la Unión Europea que menos lo hacen, sobre todo desde que pinchó la burbuja del ladrillo, para ser más exactos, España está nueve puntos por debajo de la media europea, en el mismo pelotón de Rumanía y Bulgaria. 

Por cierto, este año, todos los rumores, porque a falta de datos todo son rumores, indican que se está vendiendo menos Caribe que nunca porque no hay más que fijarse en el raid a la baja que protagonizan los precios de los paquetes a Cancún, República Dominicana y demás vecinos  y que la estricta minoría que frecuenta las agencias independientes se ha visto algo reforzada según la encuesta del Banco de España sobre gastos en el extranjero. Concretamente el año pasado subió un 9,8%. 

Es decir, las mismas cifras de siempre sobre los anoréxicos números habituales.