miércoles, 1 de julio de 2015

Ifema jurásico

Fitur, un pozo sin fondo


La nueva alcaldesa de Madrid ha dado unos días de gracia a uno de los mayores dinosaurios de la política española, José María Álvarez del Manzano, indescriptible ex alcalde de Madrid, recordado por sus villancicos y por sus pagos irregulares a la modista de su señora.

El antidiluviano personaje  fue elevado a los altares de Ifema por  Ruiz Gallardón al acceder éste a la alcaldía y pactar con Manzano un retiro confortable y bien remunerado tras su época como alcalde-presidente de Ifema, un doble cargo al que renunció el luego ministro de Justicia. Manzano lleva al frente del organismo 24 años.

La cúpula directiva de Ifema, encargada de otra de las ferias jurásicas españolas, Fitur, la predilecta de la trama Gurtel, que cada edición mengua en tamaño e influencia gana más tres millones de euros, mientras su máximo dirigente se adjudica 120.000 euros de esa cantidad más dietas y prebendas varias.

El organismo nunca ha publicado sus cuentas en detalle, según publica El País, y entre sus cargos se cuentan también Luis Eduardo Cortés y Fermín Lucas, todos cargos del PP que nunca ha admitido a nadie de la oposición en el organismo.