martes, 14 de julio de 2015

Exuberancia irracional

El debate de la burbuja turística

El debate de la burbuja turística


España es un país de burbujas, tertulianas, tecnológicas, inmobiliarias siempre, políticas como en el caso de Podemos y turística desde los tiempos del Spain is different, Grecia también.

El caso es que no ha habido debate sobre los límites del receptivo patrio como no lo ha habido sobre el crecimiento, el cambio climático y el primo de Rajoy que debe disfrutar permanentemente de aire acondicionado, y cualquier otro tema que pueda poner en cuestión el enriquecimiento ilimitado de las élites.

Algunos han llegado a barajar cifras de más de dos visitantes por habitante, pensando en el maná de rusos y chinos. A los chinos además, no les gusta la playa con lo que se rellenarían agujeros de interior y sobre todo, no saldrían del aire acondicionado de las tiendas de lujo. Pero a Rusia le están haciendo imposible la vida en un resurgimiento de una Guerra Fría de baja intensidad y a los chinos se les está reventando su burbuja hipercapitalista bursátil. Y algo empieza a cambiar la pesada inercia del desarrollismo posfranquista.

Barcelona se enfrenta a la ira apocalíptica de los hoteleros y los economistas colaborativos (sic) por atreverse a lanzar una tímida moratoria de un año.

Madrid, su ayuntamiento,  ya anuncia ecotasas y además se atreve a pensar lo impensable, cobrar a los bancos por tener cajeros que dan a la calle. El alguacil de las comisiones, comisionado.

Valencia, cansada de estafas de Fórmula Uno, copas de yates, visitas papales Bigotudas y demás fiascos pirotécnicos, se inclina por lo mismo.

Canarias dijo ayer por boca de su presidente, Fernando Clavijo, que el número de visitantes al archipiélago es finito y está a punto de tocar techo. Y que algo habría que hacer.

Baleares estalla por las costuras y no solo del turismo salvaje de Magaluf. El consejero de Turismo de Baleares, por cierto de apellido de recia raigambre turística,  Biel Barceló del partido Mes, afirma que en los tres meses de verano, "la capacidad (de carga)" en la temporada alta está absolutamente agotada, absolutamente completa", y están dispuestos a reimplantar la ecotasa que sustituyó Matas por las "tasas" que pasaban directamente a su bolsillo y su mansión y a la de los Duques.

Habría que abrir el melón del debate sobre los límites del turismo, unos atemperando la demagogia de sus votantes, otros al margen de su insaciable gula de dividendos. Porque haberlos, haylos, como en toda burbuja. Y al final estallan.

Post Scriptum

La alcaldesa da marcha atrás tras reunirse con Cifuentes, presidenta de la Comunidad y descalifica a su concejal de Hacienda con un descacharrante comentario que no la deja en muy buen lugar: "Cada concejal puede expresar de la manera que considera oportuno lo que crea conveniente". Olé... Eso es política.