martes, 9 de junio de 2015

De buque insignia a galimatías

El Algarrobico al Supremo

El Algarrobico al Supremo

Mientras el galimatías de la toma de posesión de la presidenta de la Junta de Andalucía sigue su camino, el otro galimatías, bautizado así por la Consejera de Medio Ambiente en funciones, el del buque insignia de los desmanes constructores de la costa esqueleto mediterránea, esto es, el hotel monstruoso del Algarrobico, prosigue su andadura judicial.

"Aceptamos de buen grado el anuncio del Supremo de que, en septiembre, resolverá los recursos sobre la calificación del suelo y la licencia de obras" ha declarado María Jesús Serrano, remachando que consideran "importantísimo" desenredar la madeja jurídica  que han entretejido las diferentes instancias jurídicas.

Se da la circunstancia que el búnker se encuentra en el término municipal de Carboneras, capital de la contaminación almeriense con su cementera y su hidroeléctrica como mascarones de proa de lo que significa actividades nocivas en un parque natural, el de Cabo de Gata y al pie de una de las playas más celebradas de la península, aunque lleve el poco atractivo nombre de Playa de los Muertos.

La candidatura entrante en el nuevo ayuntamiento, una agrupación independiente, la misma que ostentaba el poder municipal en la anterior legislatura, amagó con la implantación en el pueblo de una planta de tratamientos de residuos plásticos mediante pirólisis de los múltiples invernaderos de la provincia, lo que añadiría un hito más a un pueblo que supuso en la Transición el paso de la miseria al desarrollismo, nos informa nuestro corresponsal en la zona.

Esperemos que el municipio no quiera sumar a un desastroso desarrollo industrial y de planificación urbanística el Godzilla reconvertido de El Algarrobico, mediante resolución del Supremo. Un paisaje de película que sirvió de plató a Lawrence de Arabia en la archiconocida toma a uña de caballo de la ciudad de Aqaba por las fuerzas árabes del jerife de la Meca. 

Confiemos pues en que no pase de película de aventuras históricas a película de terror.