jueves, 7 de mayo de 2015

Mucha competitividad, poca productividad

España a la cabeza en el Índice de Competitividad Turística


Con sus 60 millones largos de turistas y con un gobierno volcado en primar el sector turístico y volver a hinchar la burbuja del ladrillo en las costas, España ha alcanzado la cima de Competitividad en Viajes y Turismo, llegando a superar en nuestro país el 12% del PIB, en detrimento de otras actividades en diferentes sectores no afectos a la hostelería.

Los gestores del Índice, Strategy & Bloom Consulting, Deloitte, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UIPN), la Organización Mundial del Turismo (OMT) y el WTTC, han valorado sobre todo infraestructuras, en las que deben constar los aeropuertos, -incluidos los cerrados al tráfico aéreo-, el consumo digital, esto es la sobreutilización del Whatsapp en terrazas y playas, sus recursos culturales por encima de la burbuja gastronómica, y la oferta MICE.

Quedamos ya muy por debajo en seguridad (31º), higiene (33º) o recursos humanos (34º), y se critica la baja productividad, el ineficiente marco jurídico, y las trabas para construir, una bonita manera de no nombrar la rampante  corrupción que asola el país.