jueves, 28 de mayo de 2015

El ministro de Turismo repudiado

Solo le estiman las eléctricas

Sólo le estiman las eléctricas

El ministro de Industria y Turismo ha demostrado sobradamente su ineptitud y arrogancia y solo la favorable coyuntura turística -y la amenaza yihadista en los países del Mediterráneo-, han salvado la coyuntura receptiva española, que además ha tenido que enfrentarse a la Secretaría de Turismo, Isabel Borrego, un auténtico peso pesado de los memes y chanzas en Internet, y una absoluta nulidad en la materia.

Pero es la arrogancia del clon de Aznar lo que ha colmado el vaso de sus correligionarios. Juan Vicente Herrera, presidente en funciones de Castilla León y su portavoz están pidiendo en voz alta su dimisión al gallego más dubitativo del orbe galaico.

En Canarias ya se sabe que tiene que presentarse bajo el capote de la Guardia Civil.

Él, inmutable, sigue considerándose un adonis y un genio de la política. Las puertas giratorias de las eléctricas, tras la mayor subida de tarifas de la Unión Europea, le esperan.