miércoles, 18 de marzo de 2015

Turismo macabro en Madrid

Botellón, mercadillos y crujir de huesos
Botellón, mercadillos y crujir de huesos

Ya se han levantado algunas voces, tímidas como son siempre las más oportunas y sinceras, contra la estúpida operación turística montada en torno a los huesos del autor de El Quijote, mientras los hosteleros del barrio de Las Letras en particular y de Madrid en general ya se frotan las manos pensando en los beneficios que les van a proporcionar los catetos que se aproximen a los huesos sin conocer las letras.

O quizá los japoneses y otro viajeros de bien, sigan aproximándose a la Plaza de España a hacer fotos del airoso monumento, siempre que las autoridades se lo permitan entre tanto mercadillo cutre, botellón inclemente y ratas exploradoras surgidas del siniestro aparcamiento, paraíso de los chinos más subterráneos de la capital, con permiso de Gao Ping y el Banco Madrid.