martes, 3 de marzo de 2015

El imperio Springwater contraataca

Muriel el CEO de Wamos

Muriel, el CEO de Wamos, recurre al insulto

El nuevo gestor de Wamos, colocado por sus jefes de Springwater y sin ninguna experiencia en el sector, ha regado de insultos su defensa de la compañía.

Entre las perlas del brillante directivo destacan aquellas que descalifican precio y servicio del receptivo de Gowaii, llama a Javier Diaz "indeseable" y acusa a Montoro de "buscar sólo una indemización millonaria",  y "cargar a la empresa todas sus multas, el alcohol que consumía y una semana de vacaciones en Malasia", además de "haberse llevado el vehículo de empresa (un Audi A7) y el teléfono".

Por supuesto, amenaza con los tribunales. En realidad se trata de una pelea por la gestión de la compañía, trufada, eso sí, de la tradicional verborrea hispana de patio de vecindad. Con socios así, ¿quién quiere enemigos?

Por cierto, ¿alguien se acuerda del papel del grupo de capital riesgo Carlyle en Orizonia y sus consecuencias?