lunes, 15 de diciembre de 2014

2014, resumen de un año insostenible

2015 será crucial para las agencias innovadoras

2015 será crucial para las agencias innovadoras

Turismo de botellón, Algarrobico, fracking, prospecciones, Uber, eDreams y sus delirios en Bolsa, el año horrible de Malasyan Airlines, Barcelona ciudad D'Or, intrusismo, Gowex,  Soria-Borrego-Cañete el Trío Pesadilla, los insostenibles estudios de Turismo...

El año abría con una multa a los grupos de gestión, que con la lentitud de la justicia no se cobrará jamás. 

El Instituto de Estudios Turísticos, es decir, alguien fiable en la materia, certificaba que el turismo emisor, representa solo el 11% de los viajes de los españoles. Ni más ni menos, en un largo plazo de tiempo. Una cifra pequeña pero constante y en crecimiento monetario, no de personas físicas. El turismo emisor resiste.

Y cuando decimos una fuente fiable, lo decimos con conocimiento de causa, porque los informes de becarios ociosos que achicharran la red, los hay a cientos: Fordwardkeys, por ejemplo, que afirma que Bélgica es el destino estrella de los españoles.
O Trip Advisor que sostiene que dos de cada tres españoles elige alquilar una vivienda en verano. Otra vez el becario se había confundido de pastilla... ¿O sería un directivo con el Prozac?
Skyscanner por su parte publica que los españoles somos líderes en tendencias. ¿De qué? De pensar en volar a Taipei. Genial, oyesss.

La otra Chinatown
Fitur, los Juegos Olímpicos y el casino de Adelson son tres estrellas extinguidas; menos mal que el millonario chino Wang Jianlin compra el edificio de Plaza España, el auténtico EuloVegas, para que la segunda Chinatown de Madrid, el eje Leganitos-Plaza España-Martín de los Heros, siga creciendo.

También en enero nacía otro gran grupo vertical, Gowaii de la mano de Javier Diaz, al que no le da miedo compartir proyecto con Springwater, el que no pone el dinero sino que se lo lleva, debe ser la magia del capitalismo. Lucas, el rey del dumping, kaput.
Y no le dolían prendas en comparar su alianza con el fondo de capital riesgo con la película La vida de Pi. Nos quitamos el sombrero.

Definitivamente no es el año de Malasyan Arilines, es decir, de sus pasajeros. Primero desaparecía el MH 370, y ahí sigue desaparecido, levantando grandes sospechas, desde las disparatadas en base a extraterrestres a las menos disparatadas en base a la yihad y sus pilotos islamistas.
Luego un misil acabó con el MH17, mientras las culpas recaían según el medio que se tratase.

eDreams soñaba con la Bolsa y se convirtió en pesadilla... para sus incautos inversores de a pie. La compañía se valoró en más de mil millones, con una abultada deuda y poco activo tangible. Luego continuó su cuesta abajo hasta caer a los 3,14, habiendo salido a 10,25. Y por fin  Iberia y otras, -qué vergüenza que Ryanair te afee la conducta-, se cansaron de su trapacera política de precios ocultos y les retiraran por unas horas la oferta de billetes. La cotización se hundió sobrepasando por poco el euro pelado.

En mayo Media Markt se unía al carro del intrusismo tratando de vender viajes de las manos de unos que sí parecen muy tontos, Vaquerizo, Corbacho, Mota, Wyoming... y Torrente, claro.

Yo soy completamente tonto
El SEPLA ha contemplado la retirada del superagente Peral después de pasarse al lado oscuro, tras aprobar el convenio colectivo con sustanciosos recortes y hasta aplaudir a Iberia Express. Cuando un cacique se va, algo se alegra en el alma... Mientras que O'Leary, el payaso de Ryanair, parece haberse hecho trapense. 

Uber ha irrumpido en el proceloso mundo del taxi, con una APP algo sospechosa de espíar los teléfonos de sus clientes y con una flotilla de pringaos que alquilan sus coches por minutos sin pagar ni un duro a nadie, nada más que a los listillos de la propia Uber. Acaban de ser proscritos por una decisión judicial en toda España. Los taxista respiran más tranquilos mientras afinan la sintonía de la COPE en sus aparatos.

Cañete se va a Europa a defender sus intereses petroleros y evita por los pelos comerse a su compañero de candidatura el valenciano Esteban González Pons. Soria sigue a lo suyo en turismo, es decir, pavimentar el camino de las eléctricas, petroleras y demás compañías depredadoras que luego le puedan brindar un huequecito en algún consejo de administración. De Borrego, la mudita directora general de turismo... mejor ni hablamos.

Por aquí seguimos amontonando turistas que cada vez gastan menos, exactamente un 1,3% menos respecto al 2013 según Frontur, y arman más bulla, dejando eso sí, algunos eurillos en el botellón más cutre, por ejemplo el de Magaluf. Un perfecto ejemplo del turismo insostenible, cuyo mascarón de proa es el Algarrobico, no Rita Barberá como se imaginaba alguno. No obstante el tamaño de ambos mascarones es parecido...
Y se celebran concursos de stripers en plena Barceloneta a mayor gloria del turismo colaborativo, es decir, el de los falsos pisos turísticos en Barcelona D'Or, ciudad-franquicia.

Un avión español charteado, el AH5017 cae en Mali, tras despegar de Burkina, y no está todo claro en el accidente, las aseguradoras verán qué hacer.

Ruiz Mateos, Pujoletti y Diaz Ferrán


Diaz Ferrán sigue en la trena, pero nos enteramos que también lució tarjeta black de Caja Madrid. Los jueces descartan -por ahora-, que fuera el autor de la muerte de Kennedy. Entretanto la familia Pujoletti y la familia Ruiz Mateos compiten por ser la más prolífica y choriza del hemisferio occidental.

Amazon se inaugura en viajes en Estados Unidos y comprobamos que viajar en avión tiene menos glamur que remar en las barcas del Retiro (y sus asientos son más duros e incómodos).

La Unión Europea aprieta las tuercas a las agencias en su anteproyecto de Ley sobre Viajes Combinados. Lo que le faltaba a un sector de capa caída que debe reinventarse e innovar, pero no sisando como hacen muchas OTA'S cuando acudimos a sus webs para sacarnos un billete de avión.

Para finalizar, una perla: los estudios de Turismo son los que peor nota sacan en empleabilidad. Ni siquiera los de Montes los superan a la hora de prestar cobijo a otras profesiones.

El año que viene, si dios quiere
Definitivamente, 2014 no ha sido un buen año. El emisor se mantiene en sus escuálidas cifras, Egipto con su dictadura recién estrenada y Turquía con el sultán ya consolidado en su trono harán mella sobre nuestro receptivo low cost; siguen descendiendo el número de agencias y agentes, mientras sube el de camareros. 

Los retos consisten en uno: innovar, producir más y mejor, inventar, crear valor añadido para nuestros clientes, ser mejores y más cálidos que los robots. Pese a todo y con renovados ánimos nos deseamos ¡Feliz 2015 y suerte!
(¿Y la recuperación? El año que viene si dios quiere...)

viernes, 12 de diciembre de 2014

Malasyan Airlines no figura en la lista negra

Libia y la lista negra de aviación

Pero bien podría figurar en la lista de gafes

La Unión Europea como cada año ha publicado su lista de aerolíneas  que no pueden volar dentro del territorio de la UE. En ella figuran los Sospechosos Habituales, Afganistán, Angola, Benin, República del Congo, República Democrática del Congo, Djibouti, Guinea Ecuatorial, Eritrea, Gabón, Kazajstán (excepto una), Kirguistán, Liberia, Libia, Mozambique, Nepal, Filipinas (con la excepción de dos líneas aéreas), Sierra Leona, Santo Tomé y Príncipe, Sudán y Zambia.

Y se hace mención expresa a la situación de la aviación de Libia, que es igual a la del país, es decir catastrófica, gracias a la malintencionada intervención extranjera durante su conflicto para sacudirse de encima al dictador más exótico y tarado de los últimos 50 años.

La lista completa publicada en el sitio de Hosteltur...

lunes, 8 de diciembre de 2014

Altaïr la analógica estrella errante

Del tienducho del Raval a servir cafés en el glamuroso local de Gran Vía

Si la crisis económica unida a las nuevas tecnologías ha arrasado con las librerías, las de viajes se han visto en una doble encrucijada. No hay quien mejor gestione una base de datos, -una guía no es más que eso, mejor o peor comentada-, que los bits, ya sean en tablet, smartphones o gadgets similares. Por no hablar de lo anticuados que Google Maps ha dejado a mapas y planos, solo atractivos para "mapaferits" como el que esto firma. Por no seguir hablando del mundo del periodismo, particularmente el de las publicaciones periódicas, que han llegado casi a desaparecer.

A Altaïr le ha llovido por todos los flancos. Desde la pequeña tienda del Raval, -lugar de peregrinación de hippies setenteros camino del Magic Bus y de viajeros ilustrados con ansias de conocer el mundo, y a ser posible transformarlo un poco a la vez que dejándonos transformar un mucho por él-, al flamante local de Gran Vía de les Corts Catalanes,  de 1200 metros cuadrados en propiedad, que competía bien con la meca de los viajes, Stanford de Londres, habiendo pasado previamente por la calle Balmes y fundado una exitosa agencia de viajes, Orixá que dio tanto dinero y también tantos disgustos. 

Por el camino habían fundado una distribuidora de libros, dueña en exclusiva del filón de distribuir Lonely Planet en versión original, y quedarse la mayor parte de los ejemplares para su librería y dejar al resto con apenas unas migajas de los títulos más demandados, India, Indonesia, South East Asia on a Shoestring...

También habían fundado una revista del mismo nombre al calor de diversas casas editoriales, Oasis, RBA, -donde se produjo el choque de trenes con la histórica del sector, Ana Puértolas-, y finalmente Grupo 62, para acabar chocando con la pared de la pura realidad: Internet, un medio que nunca gustó a la pareja fundadora ni para publicar ni para vender, Albert Padrol y Pep Bernades, versión intelectualizada y culé del policía bueno y policía malo para sus clientes corporativos y proveedores.

Hoy, ya separados tras años de disputas soterradas y no tanto, y con la falsa "jubilación" de Albert Padrol por la puerta trasera, se impone la realidad: las librerías se convierten en cafés, tiendas de vinos o baretos más o menos ilustrados o disimulados, con la intención además en este caso de convertirse en restaurante étnico, y las revistas se pasan  al medio digital. Aunque siguen enrrabietados con su killer y lo aceptan a regañadientes. Por ejemplo, no permitiendo comprar números sueltos de su flamante revista, que sólo se venderá a 60 euros al año sí o sí, y por exclusiva suscripción.

En el camino cerró la librería de Madrid, que nunca funcionó como ellos esperaron, agazapada en un local equivocado y con los eternos problemas de relación que la pareja levantaba a su alrededor, esta vez con su socia madrileña. Hoy alberga los pecios del fondo original más obsoleto junto con los libros apolillados de su nuevo inquilino, el desconocido bucanero del libro de saldo Top Books.

Esperemos que el café no sea virtual, sino arábica, a ser posible mexicano, en su lujoso local barcelonés y que sus nuevos accionistas miren por fin de frente a la realidad que se impone: viajeros de plástico poco o nada ilustrados, con gadgets de aleación de aluminio en el mejor de los casos, que realizan su viaje más caro el día que se casan y el más divertido el día en que ya divorciados, se jubilan.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Las agencias, entre la espada y la UE

La UE dispara en un pie contra las agencias de viaje

La directiva de viajes combinados muy criticada

La intermediación vive tiempos difíciles y como bien afirma Paul Saffo, gurú de Inteligencia Artificial de la Universidad de Stanford, "nombre algo que no pueda hacer un robot y le demostraré que está equivocado". Y desde luego, manejar viajes e intangibles es algo muy apropiado para Internet.

De esta manera, la regulación se impone. Unos niñatos que viven en el Valle del Silicio, al lado de un desierto californiano, pueden inventar una "apli"  muy kul (sic) que consiga erradicar a los taxistas -y de paso que te espíe todo tu teléfono móvil incluidos tus correos-, pero estaría bien que pagaran impuestos y que los coches y los conductores tuvieran algún tipo de supervisión.

Las agencias, a través de su lobby europeo, la ECTAA están trinando -y no sólo por Twitter- por la nueva regulación sobre el viaje combinado que se cuece en Bruselas. Cada día se estrecha más el territorio considerado viaje combinado, que es terreno vedado sólo para agencias. Los lumbreras europeos contemplan que aerolíneas y hoteles, por ejemplo, puedan organizar otras actividades, como visitas y excursiones. Y que se pueden agrupar servicios sueltos que se compran en diversas webs.

Además, se van a primar los intereses de los consumidores frente a los organizadores. Podrán desistir del viaje en las primeras 24 horas sin coste, o cancelar sin penalización en caso de fuerza mayor, enfermedad o muerte, casos que hasta ahora se cubren con los seguros de anulación.

Y mientras, sigue subiendo el intrusismo, disfrazado por ejemplo de organizador de eventos en Facebook. 

O la revista Hosteltur y sus alegres batallones de becarios considera en su último número, con elevada miopía por no decir otra cosa, que no existen las agencias con producto propio, por lo que no puede existir agencias low cost...

Lo dicho, la intermediación se nos muere. Queda innovar y producir. Que no es poco.