jueves, 27 de noviembre de 2014

El fracaso de los estudios de Turismo

El fracaso de los estudios de turismo

Una educación caducada


Nadie duda de las aptitudes viajeras de Paco Nadal. Otra cosa son las aptitudes periodísticas. 

El País publicó ayer un artículo sobre el mapa de empleabilidad publicado a su vez por el Ministerio de Educación en el que Turismo y Montes resultaban como las dos carreras, -diplomaturas-, con peor resultado a la hora de encontrar trabajo.

Hoy Paco Nadal cede su blog a las voces que él considera más autorizadas para disertar sobre esa pieza que tan ominosas perspectivas arrojan sobre los estudios de Turismo. Y para ello reproduce, sin edición alguna, es decir con "corta y pega", las opiniones de los que considera testigos claves del fracaso. Ninguno es empresario, agente de viajes, touroperador o similar. Hay una colega de prensa especializada, Hosteltur, dos profesores de universidad en esta especialidad, claves sin duda en el fracaso, y otras dos personas vinculadas al marketing turístico (sic).

Debemos felicitar a Paco, pues ese es precisamente la raíz del problema. La educación impartida no tiene nada que ver con las aptitudes y conocimientos que se necesitan para trabajar en el sector del turismo, que le recordamos no es solamente receptivo sino también emisor. Y así lo señalan la mayoría de comentarios al post.

Y así no haremos un país de camareros, por cierto, muy mal formados, al considerarse que este oficio en realidad, no necesita de formación.

Y señalar de paso el lamentable estado de la educación en nuestro país, gracias a los recortes, pero también de la ínfima calidad del sistema durante generaciones en que nunca se ha vinculado la teoría con la práctica.