lunes, 1 de septiembre de 2014

El margen se estrecha

Otoño difícil en las agencias
Brindan por sus bonus

Otoño difícil para las agencias

No queda mucho margen. Entre el asedio que libran las aerolíneas y los hoteles a las agencias y el mal llamado turismo colaborativo, casi todo en zona de penumbra, por no decir de clara ilegalidad sumergida, no les queda más que luchar con uñas y dientes, es decir creando valor añadido, para sobrevivir a sus elevados costes operativos y sobre todo de personal.

Y como señala Ovidio de Andrés, fundador de Logi Travel, ahora la competencia más feroz la protagonizan los metabuscadores, "Por eso creo que nuestra competencia más fuerte son, ahora mismo, los metabuscadores: los comparadores entre agencias de viaje. Dan volumen de negocio, sí, pero te roban la marca y atacan tu razón de ser como agencia", afirma en una entrevista en el diario El País.

Y también destaca en este sentido los resultados de Viajes El Corte Inglés, que factura más pero gana menos, es decir baja su margen: obtuvo un beneficio neto de 34,7 millones, un 15,9% menos que en el año anterior cuando alcanzó los 41,3 millones, mientras facturó 2.277,5 millones, un 1,7% más que en el periodo precedente cuando sus ventas alcanzaron los 2.238 millones. Su índice de rentabilidad cae hasta la media del sector, un pírrico 1,5%.

Por cierto, el grupo empieza a levantar cabeza y despeja las dudas esparcidas el año anterior sobre un posible ERE masivo en la sección de Grandes Almacenes.

Humo en la Bolsa
Pero venden humo
Y qué decir del otro protagonista que también se queja de los márgenes, vistos los beneficios brutos que deja la venta de billetes, las OTA's. En este sentido el bluff de eDreams Odigeo en Bolsa empieza a ser de manual por mucho que brinden sus ejecutivos (en la foto). La acción salió en abril a 10, 25 euros y el viernes pasado tras publicar resultados pegó otro bajón hasta los 3,14 euros, un 70% menos. De nuevo por los márgenes ya que su principal negocio es vender billetes de avión.

Eso sí, VECI ha comprado la vieja marca de Club de Vacaciones y en este otoño veremos también en qué acaba el culebrón de Springwater y Goway. Halcón Viajes y Travelplan están disgustando mucho, mucho a Hidalgo y de Nautalia, no se sabe y no responde. Mientras, Barceló crece despacio gracias sobre todo a sus compras de la fenecida Orizonia.

Y según el Banco de España los gastos de los españoles en el extranjero suben, un 8% más en el último semestre. Lo que no quiere decir que sean las sufridas agencias del sector emisor los que estén capitalizando esa subida, porque ahí también aprieta Internet y la contratación directa al proveedor extranjero.

Un otoño difícil con un objetivo estratégico de sabor caribeño: el margen o la muerte. La intermediación lo tiene crudo.