jueves, 30 de enero de 2014

Para ser española no está tan mal

La marca España y Renfe

Renfe paga 230.000 euros por una app defectuosa


La Marca España no para de triunfar. Desde el escándalo del Canal de Panamá a cargo de Sacyr, a la arquitectura pinturera de Calatrava y sus secuaces, arribando a la nueva app que Renfe ha encargado a Accenture, que funciona defectuosamente -por decirlo de manera suave-, y que la mayoría de usuarios que la han descargado en sus teléfonos no hacen más que criticar y desinstalar.

Parece ser que a los brillantes ingenieros de la filial de Accenture, una de esas consultorías que tan brillantemente ignoraron la crisis y los balances corsarios de los bancos responsables de la misma, además han pasado por alto el sistema IOS de Apple que funciona en los Iphone, un 10% del total del parque telefónico del país.

Presentada a bombo y platillo en la pueblerina feria  de Fitur, está causando la hilaridad del sector en un país que vive del turismo y la fórmula secreta de la sangría.

Pero los ingenieros han prometido que la próxima vez lo harán mejor. Al fin y al cabo la página web ha estado funcionando mal varios años, han declarado.