viernes, 24 de enero de 2014

FITUR Game Over

La Feria toca fondo

La Feria toca fondo

Un año más Fitur demuestra su inutilidad como feria de negocios. Ya no sirve siquiera para engrosar las cuentas de las imprentas que sirven los miles de folletos que acaban abarrotando las papeleras del Metro más cercano.

No se hacen negocios, muchos expositores confiesan estar sólo para que les vean las autoridades turísticas de sus países de origen o destino; de los macropabellones como Argentina o México cuelgan cientos de empresas que aparecen con una mesita por la que han pagado más de 1000 euros y cuentan así como expositores. Las secciones de África y Asía mueven a risa. Y el conjunto del extranjero no llega en presencia a una ínfima parte de lo que puede verse en la feria de Berlín.

España vende su destino triple S, Sexo (poco), Sol (contaminado de ozono) y Sangría (de botellón), con sus pabellones ahora amenizado por las visitas de individuos del OPUS que practican la elegancia social de recortar las libertades de todos aquellos que no pertenecen a su secta y predican hacer el Camino de Santiago con el cilicio puesto, mientras ellos lo hacen en el BMW, con chófer oficial.

Sin olvidarnos del choriceo habitual de este país, claro, porque tal y como publica hoy el diario.es
Paradores adjudicó el estand de Fitur 2014 a la mujer de su director general. Para que todo quede en casa, convenientemente santificado.

Adiós Fitur, quizá hasta nunca. Ójala.