viernes, 17 de enero de 2014

Fitur 2014: mundo viejuno

La Feria más inútil del mundo
Larrañaga, Manzano, Borrego, Cortés y Lucas 

La Feria más inútil del planeta

Hoy en día las nuevas tecnologías están arrinconando las ferias, sobre todo aquellas que pueden trasponerse a digital, especialmente las de libros o turismo.

Fitur ha ido disminuyendo de tamaño, expositores, almuerzos pantagruélicos a costa del contribuyente, mordidas y sobornos, stands desmesurados como los de la Comunidad Valenciana, estilo Forever Young, arrimados, casposos, pelotilleros, vendepeines y tuercefarolas...

Los pabellones dedicados al extranjero, cada día más sombríos, parecen el espejismo de un viajero afiebrado, de un crucerista modelo Vacaciones en el Mar.

Y encima se celebra en una ciudad agostada por la gestión de dos solemnes inútiles, no elegidos por nadie, que acaban de fracasar en sus dos mayores piruetas electoralistas: los relaxing Juegos Olímpicos y el casino mafioso de Adelson y Cía.

Y para colmo, la ciudad se marchita, falta de turistas y visitantes. Como Fitur, con un 5% menos de superficie, donde brillan más las ausencias que las presencias. Y ¡qué presencias! No hay más que observar la foto...