martes, 7 de mayo de 2013

El año que viene... si dios quiere

Hermano Lobo
El emisor, tocado y semi hundido


Los altos cargos del Gobierno en general y de turismo en particular no paran de recitar su mantra favorito, que recuerda mucho a la añorada revista de humor Hermano Lobo: el año que viene se acaba la crisis.

Esta vez le toca a Manuel Butler, director de Turespaña, en declaraciones a la revista 02b que se felicita porque ya seamos plenamente europeos, al menos en agencias de viaje por cada 10.000 habitantes: en Europa 1, en España 1,29, tras el cierre de miles creadas por el ladrillazo: “El sector estaba sobredimensionado y por eso ha sufrido mucho. España tenía más agencias de viaje que Alemania. Y han sido las agencias las que más han sufrido". Por ejemplo, IATA señala que las agencias afiliadas han disminuido más de un 45%, de 7400 a 4000 en cinco años. Ver nuestro anterior post Del raquitismo a la anorexia

Pero también señala otros protagonistas, las aerolíneas, porque se acabó eso de volar todo a cien, pagando generosas subvenciones públicas al histriónico O'Leary de Ryanair. Y hasta Vueling, ya en manos de Willie Walsh, empieza a mirar más a Europa que al mercado local.

En el caso de los hoteles, felicita a los que tienen sus negocios en Barcelona por su buen ojo. A los madrileños medio los compadece. Y a los de "interior" que no les pase nada. Del turismo rural... ni hablamos.

¿Y cuando se recuperará? Fácil, cuando se recupere el consumo. Y dos lugares comunes más: hay que cambiar el modelo de sol y playa y desestacionalizar.  

Y ahí salta  (el otro) Soría, el ministro del ramo, a repetir el argumentario-mantra del gobierno: el año que viene se acaba la crisis. Como diría Hermano Lobo pero sin gracia...