miércoles, 17 de abril de 2013

Subías, las amistades peligrosas

empresaurios diaz ferran

Llamado a declarar por el préstamo a Diaz Ferrán

El rey del sirle y ex presidente de la CEOE, Diaz Ferrán, pidió un préstamo a Bankia de 26,5 millones con la promesa de la venta de Marsans a Orizonia por un importe de 300 millones de euros. En aquel entonces Gabriel Subías era consejero delegado de Orizonia.

En una providencia, el juez que juzga el caso del préstamo doloso de Caja Madrid a Diaz Ferrán, llama a declarar para el próximo 22 de mayo a Idelfonso José Sánchez, a Matías Amat, a Gonzalo Alcubilla, a Fernando Sobrini, a Juan Bartolomé y a Luis Crespo, todos ellos miembros del Comité Financiero de Caja Madrid que autorizaron el citado préstamo. El magistrado también ha citado a declarar, en calidad de testigo, para ese día al empresario Gabriel Subías.

Hoy Gabriel Subías es consejero delegado de Barceló, la empresa que se ha hecho a un precio irrisorio con los restos del naufragio de su antigua empresa, Orizonia, tras su quiebra.

La Comisión Nacional de la (in) Competencia alargó el proceso de compra de Orizonia por parte de Globalia hasta que la operación fracasó. Orizonia quebró dejando en la calle a cientos de trabajadores y Barceló y Globalia se repartieron los restos, -Orbest, y algunas agencias Vibo que no le hacían la competencia para el primero-, y la cadena hotelera Luabay para el segundo.