martes, 19 de marzo de 2013

Subías sube y gana


Barceló da la vuelta a la tortilla

Ha sido precisamente Gabriel Subías, consejero delegado de Barceló, el mismo que fue despedido con cajas destempladas de Orizonia, con un recadito especial de Carlyle, el mismito al que se le negó el pan y la sal en las reuniones de compra y absorción de Orizonia a principios de año, el que ha anunciado que se quedan con 1100 trabajadores de su antigua empresa y algunos restos del pecio Vibo y Orbest.

Dulce es el sabor de la venganza...