lunes, 4 de marzo de 2013

Iberia Ere que Ere


Empieza una nueva serie de huelgas

La ministra Pastor parece añorar la época en que Iberia era la aerolínea de bandera y defendía, -presuntamente-, los intereses del país en su conectividad tanto interna como externa. Y precisamente ella que es capaz de privatizar el agua que bebemos y como les apuren un poco, el aire que respiramos, como contaba Ngugi Wa Tiongo en su deliciosa novela, El diablo en la cruz. Parece extrañar aquellos tiempos en que sus pilotos eran en su mayor parte militarotes pasados a volar por lo civil y gran parte de sus empleados enchufados gubernamentales, por la gracia de Dios, como el Caudillo.

Y los ingleses no se andan con chiquitas. Han decidido que Iberia no funcione y no funcionará. El cielo europeo y mundial tiene dueños y la pinza formada por las low cost por un lado y las grandes corporaciones aéreas por otro, diseñarán la política de cielos herméticamente abiertos de esta y próximas décadas.

Hoy empieza otra huelga contra el salvaje ERE que quiere imponer Willie Walsh y su legión de mamporreros y monosabios ibéricos, liderados por el retrechero Antonio Vázquez, de "misérrimos sueldos".

Veremos a ver en qué acaba la movilización. Pero que la ministra no nos venda (más) humo. De botafumeiro, claro.