miércoles, 16 de enero de 2013

Fitur, la increíble feria menguante


Congo y Libia sustituyen a Francia y Chile

Si el año pasado Fitur perdió 1000 expositores y un 15% de superficie, la edición de este año promete ser de bolsillo. De hecho, pierde 500 empresas expositoras y reduce la superficie en un 13,6%. 

Así el pabellón 8, -al fondo hay sitio-, se ha convertido en una especie de melting pot donde agrupar el genérico Empresa y Empresa Global con Asia Pacífico. África y Oriente Próximo también compartirán pabellón, mientras que Europa y América mantienen pabellón propio.

Eso sí, los precios son pre-crisis, con unos 3500 euros por el stand más pequeño, de 14 metros cuadrados, mientras que , como siempre, el acceso a Internet reviste carácter de extorsión, 257,12 euros IVA incluido, para conexión wi-fi de un sólo usuario, sobre todo para los visitantes extranjeros, que si no contratan la escandalosa tarifa, tienen en conectarse en roaming a precios desorbitados.

Mientras Ana Larragaña sigue haciendo malabares para justificar ante la prensa la jibarización de la misma... hasta que todos los expositores quepan en un sólo pabellón, suponemos.