miércoles, 15 de agosto de 2012

Es sólo cuestión de tiempo

Aterrizaje de emergencia de tres aviones de Ryanair

Oh vosotros los que entráis, abandonad toda esperanza, ya no se puede leer sólo en la Divina Comedia. En la compañía de bajo coste irlandesa se abandona además el concepto de derechos de los pasajeros desde el momento de entrar en su página web para comprar un billete.

El pasado 26 de julio tres aviones, tres, tuvieron que aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Valencia, al que fueron desviados desde Barajas, tras lanzar un aviso por falta de combustible.

Según la número dos de la Dirección de los pilotos de Ryanair y capitán de la base de Stansted, Shane McKeon, sus pilotos malgastan el combustible y cargan de más, con el perjuicio que eso causa a la cuenta de explotación de O'Leary, su Consejero Delegado, en la foto.

“Algunas de las explicaciones dadas para cargar fuel de más no son aceptables. La excusa más irracional es que les gusta aterrizar con tres toneladas de combustible. Ésa no es la política de Ryanair, es totalmente inaceptable y no es para lo que se les paga”, ha afirmado McKeon.

No parece que los mercados sean capaces por sí solos de regular los derechos de los consumidores, pero las autoridades europeas y españolas no parecen dispuestos a hacer otra cosa que pagar las cuantiosas subvenciones que recibe Ryanair por echar en sus ciudades masas de turistas low cost que hace flaco favor a la denominada marca España, según las últimas informaciones.

Hasta que pase algo grave. Entonces los políticos afirmarán que se debe a la exuberante irracionalidad de los mercados. O una patraña similar.