jueves, 21 de junio de 2012

Tasas, tasas, tasas

Easy Jet abandona Barajas

Easyjet cerrará su base en el aeropuerto de Madrid-Barajas a partir del próximo invierno. La empresa afirma que las tasas aeroportuarias son muy altas, y que existe un exceso de oferta. Seguirá operando en España pero desde sus otras bases europeas y reducirá sus vuelos en España un 7%.

Precisamente una intervención del grupo catalán  CIU en el Senado ha impedido que el disparate de las tasas, que a veces cuadriplican el precio del billete de avión, tenga carácter retroactivo, es decir que los billetes de avión adquiridos antes de la aprobación de esta norma estén exentos del aumento de las tasas aeroportuarias aunque el viaje se realice con posterioridad.

Como publica hoy Cinco Días las aerolíneas pretenden competir con las low cost para que viajar en avión no sea una experiencia más cutre, molesta e insana que pernoctar en el autobús guajolotero más descangallado de Guatemala, es un poner. Para ello, y para ganar algunos millones de euros más, que buena falta les hace, quieren ofrecer algún lujillo y mejor servicio. Lo que se viene conociendo como ancilliary services, que traducido al castellano significa ni más ni menos, que cobrar por lo que antes era gratis, por ejemplo, los asientos de fila de emergencia

Así, Lufthansa, Air France, British Airways, Iberia están pensando en establecer una clase nueva intermedia entre perraje, es decir, turista y business, cobrar por asientos menos estilo Guantánamo, que garantizan el rigor mortis a la media hora de vuelo y afinar más con la comida y el zumo de naranja, que en Iberia tanto dinero y prestigio ha hecho perder a nuestros agricultores especializados en cítricos.