martes, 3 de abril de 2012

Top Rural cambia de manos

Una multinacional lo compra en época de vacas flacas

La burbuja de la construcción también tuvo su época estelar en la hotelería rural. Véase nuestra gacetilla Las burbujas crean zombies


Se compraron propiedades pequeñas y medianas para blanquear dinero sin tener en cuenta que el tamaño importa, que los precios estaban por la nubes y que la demanda estaba sobre dimensionada, lo que provocaba precios hinchados y a todas luces desproporcionados. Muchas casas rurales con encanto, boutique, spa... o sea cual sea el cursi nombre que se le adjudicara, tenían precios por encima de Paradores, con un nivel de calidad y servicio bajísimos. A todas luces una oferta muy poco profesional.

Después de casi dos años bajando vertiginosamente, el sector todavía no ha tocado fondo. En esta Semana Santa la ocupación media no va a llegar al 70%. Y mejor no hablar del periodo de temporada baja, es decir, fuera de agosto, Semana Santa y fines de semana, cuando muchos establecimientos echan directamente el cierre.

En este contexto, la multinacional estadounidense Home Away ha comprado el líder en reservas rurales Top Rural por 14 millones de euros. Con una plantilla de 46 personas, en el momento de la venta los dos fundadores, François Derbaix y Marta Esteve, contaban con el 60% del capital, los trabajadores también tenían una parte, así como Jesús y Fernando Encinar (cofundadores de Idealista.com) y el fondo Bnsai Venture Capital, según informa Cinco Días. Top Rural seguirá operando como entidad independiente.

La multinacional americana, que nació en 2005 y cotiza desde junio en el Nasdaq, es el número uno del mundo en alquiler de casas de vacaciones pero le faltaba en España la parte de turismo rural. Pero seguro que de haber comprado hace algunos años el precio hubiera sido distinto.