miércoles, 1 de febrero de 2012

Air Madrid, Air Comet, Spanair...

Pagamos tots

El presidente de CEAVIT, la patronal de las agencias de viajes, ha reclamado por enésima vez, un fondo que cubra situaciones como la reciente de Spanair o la de los otros cierres a portazos, tres en cinco años.

Y recuerda que la de Air Comet, del jefe de la patronal, CEOE, Diaz Ferrán, costó nueve millones de euros a todos los ciudadanos.
Con un euro o medio por billete, se crearía un fondo de garantía, pero las líneas aéreas se oponen a una medida que encarecería los billetes y prefieren mirar para otro lado.

Rafael Gallego Gallego ha explicado que "ahora le toca a las agencias asumir junto a la aerolínea" los gastos por servicios no prestados como consecuencia de los vuelos no realizados, "como pueden ser las noches de hotel u otros servicios contratados en un paquete turístico". "A aquellos clientes que, además del billete, habían comprado otros servicios, se les está reembolsando el 100% del paquete u ofreciendo otras alternativas, al entender que se trata de una situación de fuerza mayor".

Mientras Ryanair, la línea aérea más subvencionada y más denunciada por viajeros y clientes, celebró el cierre y aprovechó para cargar contra AENA, y negociar con el gobierno balear nuevas frecuencias. Y nuevas subvenciones, claro.

Mientras, Javier Martínez de Velasco, presidente del lobby de pilotos, SEPLA ha manifestado a Cinco Días que "los problemas de Spanair no empezaron hace dos días. La compañía ha sido víctima de sus fundadores, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, que actuaron con criterios cortoplacistas. Y cuando ya no les interesó, vaciaron la cajas de su fondo de comercio hacia proyectos como Air Plus o Air Comet."

Y Felipe Navío, presidente de AECA, también en Cinco Días afirma sobre las aerolíneas basura: "A esto hay que sumar la competencia feroz de compañías foráneas llamadas "de bajo coste", que han distorsionado el mercado, con unas normas de actuación distintas a las del resto (diferentes políticas fiscales existentes en la UE). Sin olvidar el apoyo incondicional y permisividad de la anterior Administración a estas compañías, favoreciendo exenciones de tasas junto a ayudas económicas de diferentes autonomías, sin que se hayan generado puestos de trabajo en este país. Y a propósito de lo anterior, y coincidiendo con el cierre de operaciones de Spanair, quiero hacer varias reflexiones. Algunas voces han protestado por los apoyos de la Generalitat y ninguna por los apoyos a compañías aéreas extranjeras de "bajo coste".

Continuará...